Shares

Todos los niños merecen ser protegidos de esta y otras enfermedades. Con Smart Doctor tienes la atención y orientación pediátrica que necesitas en tu domicilio.

En este año 2019, 170 países han informado 112 163 casos de Sarampión a la OMS, lo que significa un incremento de casi el 300% a nivel mundial, respecto al año pasado. Lamentablemente, se estima que menos de un caso por cada 10 es reportado, por lo que las cifras reales serían mucho mayores. África es la región más afectada, seguida de Europa, el Mediterráneo Oriental, América y del sudeste de Asia. Esto se debe tanto al crecimiento de los movimientos anti-vacunas en diversos países del mundo, como a la falta de acceso a la vacunación, en las zonas más pobres.

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas del mundo. Es causada por un virus, el mismo que se propaga por la tos y los estornudos o el contacto directo con secreciones nasales o faríngeas infectadas. El virus, presente en el aire o sobre superficies infectadas, sigue estando activo y contagioso por periodos de hasta 2 horas.

Los signos y síntomas aparecen entre 10 y 14 días después de la exposición al virus. Sus síntomas iniciales son: fiebre alta, tos, congestión nasal y ojos enrojecidos y llorosos (conjuntivitis). Dos días después pueden aparecer puntitos blancos dentro de la boca (manchas de Koplik).

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

Al cabo de varios días aparece el exantema (o sarpullido), que empieza como puntos rojos y planos en el rostro y se extiende hacia el cuello, el tronco, los brazos, las piernas y los pies. El exantema dura 5 a 6 días, y luego se desvanece. El intervalo entre la exposición al virus y la aparición de estas lesiones dérmicas oscila entre 7 y 18 días (promedio de 14 días). Una persona infectada puede contagiar a otra desde 4 días antes hasta 4 días después de la aparición del exantema.

Ver un video sobre el sarampión

La mayoría de desenlaces fatales o muertes de originan debido a las complicaciones del sarampión, más frecuentes en niños menores de 5 años y adultos mayores de 30 años. Entre sus complicaciones tenemos: encefalitis, diarrea grave con deshidratación, neumonía, entre otras. En mujeres embarazadas puede producir abortos o partos prematuros.

No existe ningún tratamiento antiviral específico contra el virus del sarampión, pero sí puede prevenirse mediante la vacunación. Esta vacuna, que se viene utilizando desde hace más de 50 años, es segura, eficaz y barata. La vacuna contra el sarampión suele juntarse con las vacunas contra la rubéola y/o la parotiditis (conocida como vacuna triple viral). Para garantizar la inmunidad, se recomiendan dos dosis de la vacuna, siendo la primera dosis al cumplir el año de edad, y la segunda; a los 4 años.

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

Si tienes hijos o sobrinos, asegúrate de que cumplan con su esquema de vacunación. Recuerda que, si necesitas la evaluación de un especialista en Pediatría, puedes solicitarla por Smart Doctor, descargando la app o contactándonos por nuestras redes sociales.

Shares