Shares

Durante 2018 se encontraron casos en Estados Unidos, España y Argentina. Pero Lima no ha quedado exenta de esto. Hace días una niña fue derivada a la unidad de cuidados intensivos, tras haber ingresado a la piscina y a las pocas horas presentar vómitos, fiebre y fuertes dolores de cabeza.

¿Es posible que la ameba haya estado en un establecimiento?

La ameba Naegleria Fowleri se puede encontrar en espacios cálidos de agua dulce como lagunas, estanques, piscinas y aguas termales. Infecta a las personas al entrar por la nariz y abrirse camino hacia el cerebro.

Es por las fosas nasales que el parásito llega al cerebro y destruye el tejido cerebral. De ahí su nombre “come cerebros”.

¿Existe un tratamiento?

Se calcula que muy pocas personas, docenas para ser más precisos, han sobrevivido a esta infección. Normalmente se emplea una droga antiparasitaria – “Miltefosina”- para tratar a los pacientes.

¿Cómo evitar el contacto con la ameba?

Si bien no existe un procedimiento o medicación preventiva, bastará con que no te expongas a aguas dulces y cálidas, que es donde se encuentra dicha ameba. Los médicos recomiendan evitar todo tipo de inmersión de nariz y boca o usar clips para tapar los orificios.

Es importante recordar que la probabilidad de ser infectado con este parásito es muy baja. Pero si estás realmente preocupado, lo mejor es bañarte en el mar, ya que el parásito evita las aguas frías y saladas.

 

Shares