Shares
La obesidad en niños es un problema mundial que se ha ido incrementando en los últimos años incluso en nuestro país. Una silenciosa problemática que se acrecienta.

En el Perú, se registró un incremento de la prevalencia de obesidad en niños de cinco a nueve años de 7,3% a 14,8% y en adolescentes de 4.9% a 7.5%. Además se reportó un incremento del aumento de consumo de gaseosas y disminución de lactancia materna durante los 6 primeros meses a nivel nacional.

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

Por tanto, el niño obeso representa un problema de salud pública, porque el exceso de peso incrementa el riesgo de padecer enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes tipo 2 e hipertensión arterial que son frecuentes en el adulto pero ahora se están reportando en niños con una tendencia cada vez mayor. Por ejemplo, la diabetes tipo 2,  ahora aparece en niños durante la adolescencia.

Pedir un pediatra a domicilio ahora

Y ¿quiénes tienen  más riesgo de tener obesidad en la niñez?

Los niños con padres obesos, quienes nacieron con bajo o mucho peso, los que recibieron lactancia artificial, los niños con malos hábitos de alimentación que consumen mucha “comida chatarra”, los sedentarios, es decir los que pasan muchas horas en la computadora, videojuegos y/o celular.

Entonces si noto que mi hijo sube de peso rápidamente, le aparecen manchas oscuras en el cuello y axilas, estrías, y tiene antecedentes en la familia de obesidad y diabetes, debo acudir al médico para pedir ayuda, porque es mejor corregir la obesidad en niños que acudir para curar las complicaciones.

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

Puedes leer también: En el Perú 3 personas mueren esperando un trasplante de órganos

¿Cuáles son las complicaciones?

Smart Doctor resalta que la más temida es la diabetes tipo 2 e hipertensión arterial, que se dan después de varios años de tener exceso de peso, pero también podría tener colesterol y triglicéridos elevados, hígado graso, escoliosis, problemas para dormir y signos de depresión y angustia, generándole problemas en el colegio o al interactuar con otros niños.

¿Qué debemos hacer como padres? 

Debemos tener un régimen de alimentación saludable que debe cumplir toda la familia, es decir, evitar los alimentos “chatarra”, frituras, golosinas, bebidas procesadas y cambiarlos por una ración de frutas y agua, respetar los horarios de comidas y comer despacio, aproximadamente 30 minutos, además de realizar actividad física de 30 a 60 minutos diarios de moderada a gran intensidad y limitar a menos de 2 horas al día el tiempo que pasa en videojuegos, televisión, celular y tablet en conjunto.

En conclusión, un niño obeso no es un niño sano y toda la familia debe estar comprometida a seguir el régimen de alimentación saludable y realizar más actividad física juntos para disminuir el número de niños obesos.

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

Referencias Bibliográficas:

  • Federación Latinoamericana de Sociedad de Obesidad (FLASO). II Consenso Latinoamericano de obesidad. 2017
  • Un gordo problema: sobrepeso y obesidad en el Perú. 2012
  • Del Águila Villar CM. Obesidad en el niño: factores de riesgo y estrategias para su prevención en Perú. Rev Peru Med Exp Salud Pública. 2017.

 

¿Cuándo consultar al Médico?

Si ves que tu niño no tiene el peso y la talla adecuada para su edad, padece enfermedades como diabetes tipo 2 e hipertensión arterial, le aparecen manchas oscuras en el cuello, axilas, estrías y tiene antecedentes de familia obesa. Cuenta con un Smart Doctor en menos de 60 minutos, en la comodidad de tu hogar.

 

Shares