Shares

En este artículo escrito por la Dra Liliana Ancajima, Endocrinóloga de Smart Doctor, te enterarás de todo lo que debes saber sobre los disruptores endocrinos.

Los disruptores endocrinos o disruptores hormonales, son sustancias químicas, capaces de alterar el equilibrio hormonal, tanto en seres humanos como en animales, es decir, de generar la interrupción de algunos procesos fisiológicos controlados por hormonas, o de generar una respuesta de mayor o menor intensidad que lo habitual. Al imitar o alterar el efecto de las hormonas, los disruptores endocrinos pueden enviar mensajes confusos al organismo ocasionando diversas disfunciones.

El problema fundamental es que por lo general el efecto de los disruptores endocrinos sobre el organismo es acumulativo e irreversible y se pueden transmitir de una generación a otra sin que se haya manifestado patológicamente. La comunidad científica alerta de que los compuestos químicos de naturaleza artificial interfieren en los sistemas metabólicos humano y animal, alterando tanto el crecimiento como la reproducción y causando enfermedades como el cáncer.

Resultado de imagen para disruptores endocrinos
  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn
 

SUSTANCIAS CON POTENCIAL EFECTO COMO INTERRUPTORES ENDOCRINOS

Estas sustancias están por todas partes y convivimos permanentemente con ellas, pues forman parte de nuestra vida de forma habitual, sea en el hogar, el trabajo, en la calle o incluso en el campo:

  • Cosméticos y productos de higiene personal: Ftalatos, Parabenos, Triclosán, filtros solares y almizcles sintéticos.
  • Envases de alimentos: Bisfenol-A (BPA), ftalatos, fenoles.
  • Plásticos: Metales y metaloides (plomo, cadmio, níquel, mercurio, arsénico), ftalatos, Bisfenol-A.
  • Productos de limpieza: Organoclorados, alquilfenoles, triclosán, ftalatos.
  • Ropa y tapicerías: Alquilfenoles, ftalatos, retardantes de llama y compuestos perfluorados.
  • Materiales eléctricos, electrónicos y de construcción: Retardantes de llama bromados.
  • Recubrimientos de sartenes: Compuestos perfluorados (PFOS, PFOA).
  • Material médico: Ftalatos, Bisfenol-A.
  • Pinturas, lacas y barnices: COVs, ftalatos, Bisfenol-A.
  • Plaguicidas: DDT, glifosato, clorpirifós, atrazina, etc.
  • Tiques de compra: Papel térmico con Bisfenol-A.
    Resultado de imagen para cosmeticos
    • Faceboook
    • Twitter
    • LinkedIn
     

EFECTOS SOBRE LA SALUD

Los disruptores endocrinos afectan al organismo a múltiples niveles y esto causa una serie de problemas:

  • Salud reproductiva femenina: Pubertad precoz, reducción de la fecundidad, síndrome de ovario poliquístico, reducción de la fertilidad, resultados adversos del embarazo, endometriosis y fibromas uterinos.
  • Salud reproductiva masculina: Disminución de la calidad del semen e infertilidad, malformaciones congénitas del tracto urogenital como criptorquidia (no descenso testicular) e hipospadia (posición anormal de la apertura de la uretra).
  • Tumores en órganos hormono dependientes: cáncer de mama, cáncer de ovario, cáncer de próstata, cáncer de testículo, cáncer de tiroides.
  • Trastornos del metabolismo: Síndrome metabólico, obesidad, diabetes.
  • Alteraciones y enfermedades neurológicas: Alteraciones del desarrollo neurológico y conductuales, como Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, Autismo, y enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson.
  • Alteración de los niveles de hormonas tiroideas y sexuales.

RECOMENDACIONES

  • Utiliza jabón y otros productos de cosmética natural y ecológica certificada.
  • Evita los productos con parabenos, triclosán, aromas y perfumes sintéticos.
  • Elige comer productos de agricultura ecológica y de proximidad siempre que sea posible. Si no es posible, lava muy bien los vegetales antes de comerlos o cocinarlos.
  • No consumir los alimentos envasados en plástico, evitar los alimentos que se venden en bandejas de poliuretano y están recubiertos con un film de PVC.
  • Utiliza botellas o envases de vidrio y evita los de materiales plásticos, ya que liberan ftalatos.
  • Evita calentar los alimentos en envases plásticos en microondas.
  • Reduce al máximo el consumo de alimentos enlatados, las latas de conservas están recubiertas en su interior por una película plástica que libera bisfenol A.
  • Evita los juguetes de plásticos blandos para los niños.
  • Utiliza detergentes con certificación o sustituye por productos naturales como el bicarbonato, el vinagre, el limón, el jabón natural y el agua oxigenada.
  • Elige madera maciza, metal, cristal o cerámica en lugar de plásticos para todo tipo de usos: muebles, juguetes, utensilios de cocina (evita las sartenes y ollas con plástico antiadherente tipo teflón).
  • Los tickets de compra o de los cajeros automáticos también contienen bisfenol A y éste puede ser absorbido a través de la piel.

Como puede comprobarse, el contacto con los disruptores endocrinos en la sociedad moderna es continuo. Es una contaminación invisible que sólo puede ser detectada mediante una información adecuada; siendo esto un hecho que en la actualidad dista mucho de ser una realidad.

RECUERDA: Si te quedó alguna interrogante sobre esta información, puedes salir de dudas chateando con uno de nuestros médicos ¡AHORA MISMO!

Shares