Shares

La prevención ha demostrado ser clave para mantener la salud. Dentro de las estrategias de prevención de enfermedades se encuentra la vacunación.

La vacunación a menudo es relacionada con los niños. Sin embargo el adulto mayor, debido al envejecimiento, padece cambios a nivel del sistema inmunológico que controla la defensa del cuerpo, los que no le permiten luchar contra las infecciones. Es por eso que está expuesto a padecer de neumonía, influenza o activaciones de herpes zoster.

En aquellas personas que tienen enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares – como por ejemplo la insuficiencia cardiaca, enfermedades metabólicas como pacientes diabéticos, pacientes desnutridos o pacientes con enfermedades respiratorias como fibrosis pulmonar, EPOC o antecedente de haber padecido de tuberculosis pulmonar – es aún más importante seguir las recomendaciones del esquema de vacunación.

La CDC postula que los pacientes con padecimientos respiratorios o cardíacos tienen tres veces más riesgo de hospitalización producto a una gripe, además que el riesgo de adquirir una neumonía es mayor. Es por ello la importancia de adquirir el hábito de la vacunación en personas adultas mayores.

Las vacunas más importantes para la prevención de enfermedades en el adulto mayor son:

  • Influenza:

La vacunación contra la influenza se debe de realizar de manera anual. La protección contra la cepa del virus va disminuyendo con el tiempo y los virus van cambiando, es la razón por la que se debe de realizar una vez al año.

  • Neumocócica:

El neumococo es la bacteria que con mayor frecuencia produce neumonía en el adulto mayor. La vacuna antineumocócica debe de realizarse en pacientes inmunocompetentes una sola dosis. La CDC recomienda que en pacientes que padecen de alguna enfermedad crónica debe de ser vacunado una vez antes de cumplir los 65 años y una dosis extra después de cumplir esta edad.

  • Herpes Zoster:

El Herpes Zoster, comúnmente conocido como culebrilla, es una reactivación de un virus en aquellos pacientes que padecieron de una infección previa por el virus de la varicela, por lo general durante la infancia o juventud. Este virus se encuentra en estado inactivo durante la adultez y generalmente debido a la disminución de los mecanismos de defensa que acompañan al envejecimiento y la presencia de enfermedades crónicas, este virus se puede reactivar. La vacunación contra el herpes zoster se realiza mediante una dosis en personas mayores de 65 años.

  • Difteria, tétano y tos ferina

Esta vacuna está recomendada para pacientes mayores de 65 años. Se realiza una dosis. Esta es la reactivación de la vacuna que se realizó en la infancia.

El Ministerio de Salud ha visto a bien incluir en el Calendario Nacional de Vacunación a los pacientes adultos mayores. Los pacientes pueden recibir la vacuna contra la influenza y la vacuna antineumococica. A pesar de que no todas las vacunas recomendadas para este grupo de edad aún no han sido incluidas, es un avance importante que el Estado a través del Ministerio de Salud comprenda la importancia de la prevención de las enfermedades infecciosas en el adulto mayor y el gran beneficio que traerá tanto al paciente como a la comunidad.

¿Cuándo consultar al Médico?

Si tienes una persona mayor en casa que tiene problemas cardiovasculares, cardiacos, enfermedades metabólicas, problemas respiratorios o antecedente de haber padecido de tuberculosis pulmonar es recomendable seguir el esquema de vacunación. Cuenta con un Smart Doctor en menos de 60 minutos, en la comodidad de tu hogar.

Solicita una consulta a un Médico Geriatra

Haz clic aquí

 

 

 

Shares