Shares

El estrés impacta en los distintos aspectos de nuestra vida. Por ello, la Lic. Kristel Romero, Psicóloga de Smart Doctor, te explica cómo reconocer su presencia y las mejores maneras de enfrentarlo.

Actualmente nuestro día a día incluye una gran cantidad de tareas laborales, domésticas y educativas, con la pareja o familia. Al intentar cumplir con todas ellas, muchas veces nos sentimos sobrepasados, terminando el día agotados, con enojo o tristeza sin saber a qué se debe esto.

Adicionalmente, nuestra generación de alta demanda tecnológica nos exige rapidez y eficiencia en todo lo que hagamos, entonces nuestra autoexigencia y autocrítica también crece, y muchas veces terminamos siendo víctimas del estrés.

En esta pequeña nota  vamos a profundizar en el concepto del estrés, para aprender a reconocerlo y saber qué las alternativas tenemos para lidiar con el mismo.

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

¿Qué es el Estrés?

Es el proceso que se pone en marcha cuando una persona percibe una situación o acontecimiento como amenazante o desbordante de sus recursos. A menudo estos hechos están relacionados con cambios (que percibe como amenazantes), exigen del individuo un sobreesfuerzo y por tanto ponen en peligro su bienestar personal.

Sin embargo, el estrés no es siempre negativo, puesto que también nos permite poner en marcha nuevos recursos personales para afrontar las situaciones. Y cuando esto sucede de manera exitosa, nos ayuda de forma importante fortaleciendo nuestra autoestima.

¿Qué es un Estresor?

Es un estímulo o acontecimiento (externo o interno) que puede desencadenar la respuesta de estrés.

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

Pueden ser:

  • Externos: ruidos, desastres naturales, aglomeraciones, contaminación, inseguridad, accidentes, aislamiento, problemas económicos.
  • Internos: patrones rígidos de pensamiento, sensación de impotencia, frustración, enfermedades, adicciones, negativismo, mal humor.
  • Sociales: demandas o presiones de familia, amigos, cambios, muertes, mudanzas, divorcios, condiciones laborales percibidas como inadecuada.
  • Vida cotidiana: molestias, imprevistos, alteraciones del día a día (tráfico, lluvia, olvidos, esperas).

Es importante decir que más allá de la situación en sí misma, es cómo interpretamos y nos relacionamos con los estresores, lo que determinará el estrés que experimentamos y también cómo respondemos a estas circunstancias.

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

¿Existen tipos de estrés?

Sí, encontramos dos tipos: el Eustrés o estrés positivo y el Distrés o estrés negativo.

Podríamos definir el Distrés como el estrés desagradable. Es un estrés que ocasiona un exceso de esfuerzo en relación a la carga. Nos provoca cansancio, fatiga y desgaste psicológico. Es el estrés más conocido y resulta muy perjudicial para la salud, tanto física como mental.

El Eustrés o estrés positivo, se da cuando la relación con las impresiones del mundo externo y del interior no producen un desequilibrio orgánico, el cuerpo es capaz de enfrentarse a las situaciones e incluso obtiene sensaciones placenteras con ello.

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

¿Qué consecuencias nos genera?

Si nos vemos sobrepasados por el estrés, no solo se verá afectada nuestra salud sino también el desempeño en nuestra vida diaria. Los cambios físicos y psicológicos que el organismo sufre, generarán también de manera inevitable, un cambio en las relaciones personales e impedirá que se lleve una vida de forma tranquila.

Es importante prestar atención, por ejemplo, si presentamos los siguientes cambios:

  • En el trabajo: Algunos factores como la ansiedad, fatiga y tensión, disminuye la calidad del desempeño en el trabajo. La producción se ve reducida por la intervención de estas sensaciones que nos limitan.
  • Con la familia o pareja: El mal humor,  irritabilidad o depresión son siempre factores negativos en una relación.
  • En la vida sexual: La pérdida del deseo o satisfacción durante las relaciones podría ser parte de los efectos.
  • En los estudios: La dificultad para concentrarse y la ansiedad.
  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

De forma general, las consecuencias en diversas áreas de nuestra vida pueden ser: ansiedad, depresión, olvidos, enfado, apatía, indecisión, insomnio. También puede dar lugar a enfermedades psicosomáticas como migrañas, úlceras, infartos, contracturas, gastritis, etc.

¿Cómo podemos prevenir el Estrés negativo y qué opciones tenemos para aprender a manejarlo?

Lo primero es aceptar que es imposible evitar el estrés en nuestra vida, puesto que las diversas tareas que realizamos, los eventos inesperados y los cambios, son parte de llevar una vida normal y crecer como seres humanos. Sin embargo, los estresores tienen la capacidad de acumularse si no los mantenemos bajo control. Por ello te recomiendo llevar a cabo estas conductas que pueden prevenir el que te sientas desbordado(a) y si ya te sientes estresado(a), te des la oportunidad de salir de este malestar:

  • Equilibra tus obligaciones con actividades que disfrutes. Relájate, medita, pasar tiempo con esos amigos y amigas que te escuchan y te hacen sentir bien. Todo es cuestión de equilibrio.
  • Organízate. Utiliza una agenda o calendario que te permita saber cuáles son las tareas que debes cumplir y también cuales de ellas son las más importantes de iniciar hoy. Establece pequeñas metas para cada tarea. Adicional a esto, toma un tiempo para reflexionar un poco cada día sobre cómo te están yendo las cosas, y elogiar tus avances.
  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Come alimentos saludables. Está demostrado científicamente que lo que comes afecta tu estado de ánimo y tu nivel de energía; por lo tanto, también tu nivel de estrés. Considera en tu dieta alimentos como verduras, frutos secos, y frutas. Reduce alimentos procesados.
  • Duerme bien. Dos horas antes de dormir evita el contacto con celulares o computadoras, establece un ritual para dormir: lee, escucha algo relajante, mímate y agradeces por lo que haya ocurrido ese día.
  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Dedica tiempo a hacer ejercicio cada día. El ejercicio físico no solo aleja nuestra mente del estrés, también libera sustancias químicas en nuestros cerebros que nos ayudan a encontrarnos mejor.
  • Aprender a manejar el estrés con consejería o terapia psicológica. Todos tenemos problemas, y muchas veces necesitamos de ayuda para comprenderlos y darles solución. La terapia o consejería son excelentes alternativas para conocerte mejor y descubrir todos los recursos personales que posees, te libera, te proporciona un espacio de desarrollo personal, bienestar contigo mismo(a) y con los demás.
  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn

Recuerda que en Smart Doctor cuentas con un equipo de Psicólogos certificados, que pueden brindarte la orientación que necesitas, en la comodidad de tu domicilio o consejería en línea. ¿Ya tienes la app Smart Doctor en tu celular? Descárgala aquí.

Lic. Kristel Romero Méndez
Psicóloga, especialista en Terapia Gestalt
CPsP: 20161

  • Faceboook
  • Twitter
  • LinkedIn
Shares